27 de agosto de 2006

Plutón, "planeta enano"


Vaya cosa han dicho los astrónomos: que Plutón no es un planeta atendiendo a su tamaño y a una órbita completamente excéntrica. Desde luego, ellos tendrán su criterio y sus razones, muy atinadas desde el punto de vista astronómico. Quizá tienen miedo de que aceptando a Plutón como planeta, ahora que saben que su tamaño es además seis veces más pequeño que la Tierra, tengan que aceptar a cuanto otro "objeto" acierte a cruzar las órbitas de nuestro sistema solar. De hecho, eso ya ocurre con otro "planetoide", que ha recibido el nombre más o menos aceptado de Quirón y que se descubrió allá por 1977.
Desde el punto de vista astrológico, no obstante, el hecho de que Plutón haya sido "degradado" no influye para nada en la veracidad de su influencia sobre las personas y las cosas. Plutón tiene una relación astrológica y mitológica con el infierno. Es el Señor del Gran Lugar de Abajo; y allá donde está él, nos enfrentamos solos a nuestros peores demonios. También, como en el caso de Urano o Neptuno, presenta sincronicidades históricas. Recordemos brevemente: en el momento de descubrirse Urano (1781), comienza en Europa un proceso revolucionario (palabra clave para Urano), en el cual se iguala en derechos a todos los ciudadanos, así como se descubre el funcionamiento de la electricidad. En el momento de descubrirse Neptuno (1846), se descubre la iluminación por gas y faltan sólo dos años para la primera gran revolución socialista.
Pues bien, cuando se descubre Plutón (1930), existe una conexión muy grande con lo que podemos llamar "instintos básicos" en la sociedad: la aparición del nazismo en su aspecto más amenazador, la guerra que estaba por llegar y que sobre todo transformó para siempre las estructuras y relaciones familiares, el concepto de patria y el sentimiento de pertenencia a un determinado grupo, ya sea nacional, racial, espiritual o de otro tipo (en ese momento estaba en Cáncer y justo cuando empieza la guerra entra en Leo).
Y así podríamos seguir, desde las grandes comprobaciones de la historia a las pequeñas comprobaciones en cada uno de nosotros y en nuestra vida. Plutón nos arrebata mucho, pero nos da muchísimo más si cooperamos con su energía. Allá los astrónomos con su limitado criterio...

4 comentarios:

  1. Pues mira tú dónde te he ido a encontrar, viejo amigo. Te seguía en Yaycos ( donde me mudé) y vine de Qué Barcelona ( de donde he vuelto a largarme)...¿ me recuerdas?
    Estoy encantada de haber localizado tu blog y puedes apostar que te iré visitando.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. interesante post. Que mas dará el nombre si la forma fisica, su historia y su razon de ser no cambian
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues que Plutón ya no existe como planeta, pero sigue con su romanticismo.
    Rocha

    ResponderEliminar
  4. realmente yo me sorprendi con la noticia pues ultimamente no veo nada de television, y entonces mi profesora de historia del arte hizo ese comenario, y nos dijo que ya no existia como planeta... todo es cuaestion dep oliticas dijo para no aceptar otros planetas...

    me quede con los ojos abiertos sintiendo algo de nostalgia... unos cuantos cientificos no me pueden hacer cosas asi, no sep uede cambiar dep arecer asi nomas XD despues de tantos años pensando que eran 9 planetas... me sentire algo vacia sin uno =P

    ResponderEliminar

Aquí se puede opinar libremente y sólo se borran el spam y los trolls.

Cada comentario únicamente refleja la opinión de quien lo escribe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...