7 de abril de 2006

¡Viva la República (zapateril)!

Otra vez andamos a las vueltas con el tema de la Segunda República. Zapatero, que es muy listo, habla de su abuelo rojo, pero no de su otro abuelo "nacional", ni mucho menos de su suegro coronel (aunque éste le ayudara a ir saltándose la mili... pero ya se sabe que lo militar no está de moda). Pero bueno, ¿para qué hablar tanto de la Segunda República? ¿Para qué recordar unos fantasmas que la mayoría de los españoles enterró en 1980, cuando el mismo Rey dijo que quería serlo "de todos los españoles", incluso de los que no están de acuerdo con él?
Vamos a ir por partes. Por lo que sabemos los que hemos leído algo más que los libros de texto de la escuela, la II República no fue aquella "Arcadia feliz", la mítica y mitificada "República de los trabajadores" en la que el trabajador vivía contento porque el Estado se ocupaba de él a cambio de producir lo que el Estado marcaba.
En la II República fueron asesinadas muchas personas por el hecho de creer en un Dios distinto a Stalin o a Lenin. También se reprimió a aquellos que querían crear su propio mundo libertario (¿se acuerda la progresía de lo de Casas Viejas o corremos un tupido velo?).
En la II República se permitió que funcionarios (disfrazados de "asesores", eso sí) de una potencia extranjera (la URSS) torturaran y asesinaran a ciudadanos españoles por el mismo motivo. Todavía quedan supervivientes (por suerte) de la checa de Via Laietana, en Barcelona, aunque el horror que sufren al recordarlo muchas veces les atenaza la garganta y no quieren hablar de ello (tampoco estarían de moda).
De los intentos separatistas de Cataluña y el País Vasco ya ni hablamos porque eso hoy por hoy ocasiona el calificativo de "franquista" y aún peores. Aunque vaya por delante que cuando murió Franco yo tenía 9 años, así que no llegué a tiempo de hacerme "franquista" (al contrario que otros, que sí lo eran y en aquellas fechas llegaron a tiempo de reciclarse en "demócratas de toda la vida"). Por tanto es un calificativo que mal me puede afectar.
Contra esa II República que ahora nuestro inefable ZP quiere glorificar se levantó el PSOE en 1934, como ha demostrado suficientemente Pío Moa.
Teniendo en cuenta estos datos, ¿a qué santo tanta propaganda de la República? Por cierto, aunque la progresía ha machacado hasta la saciedad que "la Iglesia tiene que pedir perdón por los crímenes de la Inquisición" (la Iglesia pidió perdón por esos crímenes en 1992, si no me equivoco), todavía no he oído a ningún progre de izquierdas "pedir perdón" por los asesinatos masivos de sacerdotes y seminaristas. Está clarísimo que la progresía de izquierdas es especialista en la viga en el ojo ajeno. Pero de todos modos, ¡qué carajo! ¡Viva la República (zapateril)!

1 comentario:

  1. amigo mio te cuento que ya cree mi blog, es muy bueno y con muchas opciones para personalizarlo aunque aun estoy aprendiendo a utilizarlo. te invito a que me visites y si te llama la atención podrias crearte un blog también.
    Yiya

    http://yiya.cholloblogs.com/

    (mala idea que no se puedan hacer comentarios sin estar inscritos)

    ResponderEliminar

Aquí se puede opinar libremente y sólo se borran el spam y los trolls.

Cada comentario únicamente refleja la opinión de quien lo escribe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...