29 de abril de 2007

Slava

Mstislav Leopoldovich Rostropovich, Slava para los amigos, se ha ido. Un cáncer intestinal del que no se tenía noticia nos lo ha arrebatado. Pertenece a esa generación genial de músicos que dio la Unión Soviética, tanto intérpretes como compositores: Prokofiev, Shostakovich, Kachaturian, Mravinski. Él fue amigo personal de algunos de ellos y dedicatario de una buena cantidad de obras para su instrumento, el violonchelo.

Pero por encima de su calidad musical, indudable, estaba su calidad humana. En un régimen dictatorial como el soviético, se atrevió a alzar la voz contra el ostracismo al que sometieron a intelectuales como Solzhenitsin o Sajarov por defender los derechos humanos. Sufrió persecución e incluso le llegaron a retirar la nacionalidad soviética. Defender los derechos humanos en esa dictadura, incluso en los "suaves" tiempos de Brezhnev, era jugársela: paredón, deportación a Siberia, lista negra... Pero él se la jugó. Y salió ganando. Y a fin de cuentas, la nacionalidad se la devolvieron en 1990.

Necesitamos un Rostropovich aquí. Alguien que se enfrente a la pesadez de las estructuras culturales, al dominio de los mediocres, de los lameculos, de los vividores. Le condenarán al ostracismo, pero ésa fue precisamente la gloria de Slava: sufrir persecución en nombre de la libertad. Ése sí fue un luchador de la libertad y no otros que, agazapados en sus cómodos puestos de profesores universitarios o funcionarios de cuarta, nunca protestaron contra lo que creían una injusticia.

He escogido esta foto para recordarle sonriente y junto a la persona que más amó: su esposa, Galina Vishnevskaya. Soprano de renombre internacional, a quien recuerdo especialmente por su participación en el estreno y grabación del War Requiem, de Britten, que cantó junto al tenor inglés Peter Pears y el barítono alemán Dietrich Fischer-Dieskau en 1961. Presentes en la guerra y en la paz.

Mis condolencias a su viuda. Slava, descanse en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí se puede opinar libremente y sólo se borran el spam y los trolls.

Cada comentario únicamente refleja la opinión de quien lo escribe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...