26 de enero de 2008

Huevos de plomo (carta imposible a Javierito Bardem)

Y ya que estamos, voy a tomar este impresionante post de mi amigo Hartos, que delata la miseria del régimen comunista cubano pese a los "grandes propagandistas" que tiene, tanto aquí en España (los bardemes y los sabinas, entre otros) como en Hollywood (Sean Penn, Oliver Stone, Kevin Spacey, Tim Robbins y señora... y otros progres americanos que no salen en los papeles pero que seguro también los apoyan). Copiamos el post con alguna adaptación, pero sin apartarnos de lo esencial.

Sólo añadiré una cosa más. Uno se tiene que casar por amor, desde luego. Pero si uno pudiera casarse por librar a esas pobres «gineteras» de tener que follar para poder comer algo decente de vez en cuando, yo lo haría.

Querido Javier...

He recibido hoy correo de Cuba, justo al poco de leer tu sesuda reflexión de hombre versado en relaciones internacionales.

El correo es de mi "vieja" amiga Mila. Por supuesto he de aclararte que Mila es un nombre ficticio y cuando digo lo de vieja lo digo porque nuestra amistad ya va para unos años.

Cuando yo la conocí en la Habana, Mila tenía 16 años. Mi amiga Mila tiene ahora 22 años. Es una mulata escultural de las que quitan el hipo. Y se prostituye. Sí, querido Javier: Mila es una puta. Pero no es una puta como ésas con las que tú acostumbras a revolcarte, tipo la y compañía, putas por placer o por ambición profesional. Ya sabemos todos lo "macho" que eres y lo bien que follas (lo dicen en el Tomate, conste).

No. Mi amiga Mila es puta por necesidad. Mi amiga Mila se prostituye para comer y para dar de comer a su familia. No es la única de su familia que lo hace. Mila tiene una hermana mayor y un hermano algo más pequeño que también lo hacen. Lo hacen por necesidad. Su vida es ésa, Javier. Se deben acostar con turistas que llegan a la Habana buscando lo que en sus países de origen es delito, acostarse con un o una menor por poco más de 10 euros. Diez pesos convertibles (ya sabes: esa moneda que los cubanos tienen prohibido usar). Y deben hacerlo, Javier, de manera indistinta tanto si son hombres o mujeres, jóvenes o viejos, porque lo único que les interesa es el dinero que puedan obtener de esa —llamémosla así— transacción sexual.

Según me contaba Mila el día que la conocí, además intenta enseñarle su hogar al turista. Verdaderamente, tú lo sabes bien, Cuba es un lugar precioso. Intenta enterarse de cosas allende su isla, pues sabe que nunca saldrá de su país y por supuesto intenta que "otros" (un amigo taxista, el camarero de cierto restorán o algún conocido) se "beneficien" de los pesos del turista, alegrándole además la estancia y haciéndosela, digamos, más humana. Es muy fácil así olvidarte de que follarte a esa menor que se te ofrece por hambre es delito en tu país. Así vive Mila, Javier.

Pero qué te voy a contar yo si a lo mejor hasta te la has beneficiado, con lo machote que eres... Pues bien, Javier: me dice hoy Mila que la cosa está allí mal, muy mal, "peor que cuando tú viniste y ya viste...", fatal, vamos. Me pide dinero una vez más, cuando sabe que no puedo enviarle más. ¿Sabes que si le envío 50 euros a Mila Fidel se queda 20? Si le llegan, claro. Pero es que además ya no le llegan: después de dos últimos intentos infructuosos ya no le envío nada. Me dice Mila que tiene hambre Javier, que recuerda el día que la invité a un sándwich en el Barrio Chino, cerca del Capitolio, no recuerdo como se llamaba el local... Y a mí me entran una impotencia y un coraje, Javier, que se me saltan las lágrimas. Porque si Mila este mes no tiene compresas, que no tendrá, siempre puede usar un trapo viejo. Pero amigo: cuando el estomago se retuerce de hambre... Y créeme: sé que tiene hambre.

Sólo quería decirte una cosa más, Javier. La próxima vez que hables de «cárcel» y de esas cosas acuérdate de mi amiga Mila. Y plantéate esta pregunta: ¿crees que su padre está orgulloso de que sus hijas e hijos se tengan que acostar con desconocidos para que la numerosa familia pueda comer de vez en cuando algo decente? Piénsalo, Javier. Y luego piensa quién debería ir a la cárcel. Yo personalmente encerraría a muchos turistas que visitan Cuba. Bajo su progre manto de honorabilidad, respetabilidad y legitimidad socialista simplemente se esconde un pederasta o una vieja verde.

Atentamente,

Hartos de ZPorky

Y yo no añadiré nada más, salvo mi firma al pie de esta «carta imposible». E invito a hacerlo a aquellas personas de buena voluntad y buen corazón.

7 comentarios:

  1. Desde luego, lo de Cuba es lamentable y penoso.

    Como me comentaba un amigo allí, la gran revolución que Castro nos prometió ha quedado en un gran burdel.

    ResponderEliminar
  2. Es vergonzoso lo que ocurre en Cuba... Vergonzoso. Y más aún que algunos lo defiendan. Muchas gracias por el enlace y por difundirla Aguador.

    ResponderEliminar
  3. Amiga Schwan:

    Por lo que yo sé, ya antes de Castro era un burdel (la trastienda de los USA, que se decía entonces). Ahora, a lo que parece, sigue siendo un burdel, sólo que sirve a los jerarcas comunistas.

    Amigo Harto:

    No hay de qué. Tanto tú como yo somos conscientes de lo hermosa que podría ser Cuba sin la tristeza de la dictadura comunista. Pero ya sabes el problema de los progres: están vacunados contra la realidad...

    Por cierto, recuerdos a "Mila", allí donde esté.

    Saludos,
    Aguador

    ResponderEliminar
  4. nocheluna27/1/08 13:34

    Lo de Cuba es horrible, antes de Fidel, era el prostibulo (o casa de putas) de lo americanos, hoy es el prostíbulo de gran parte de occidentales (entiendase europeos, americanos...). Sinceramente no creo que hayan mejorado mucho con Fidel, si pretendía instaurar un sistema basado en la igualdad, lo ha conseguido!, pues todos tienen la misma hambre de libertad, democracía, de comida... Amoavé si nos enteramos: TODAS LAS DICTADURAS SON MALAS. Las dictaduras son dictaduras, no hay buenas, con lo cual, no es cuestión de ser progre o no, sino de ver la realidad, y la realidad es que Cuba es una dictadura, Fidel lo gana y el pueblo cubano lo sufre.

    ResponderEliminar
  5. Nocheluna...

    Amoavé si centramo er tema. Lo de "todas las dictaduras son malas" es verdad, pero ese argumento es como encender un ventilador y esparcir la mierda.

    Y puesto que todas las dictaduras son malas y la de Fidel también lo es, ¿no te dan retortijones en el estómago de ver cómo hay quien fuera de Cuba defiende a Fidel con uñas y dientes? A eso es a lo que se refiere el post.

    ¿De qué le han servido a Cuba tantos años de "revolución"? No es una pregunta de test y puedes tomarte tu tiempo para contestar. Yo ya te adelanto mi respuesta: DE NADA.

    Por ello, no entiendo por qué los bardemes y los sabinas hablan tan bien de Fidel (y no me extrañaría que si allí cambiara la tortilla, ellos se reconvirtieran en "anticomunistas retrospectivos").

    ResponderEliminar
  6. Este bodrio nominado al Oscar, mejor me callo, pues hoy ando, que a cada cosa le digo por su nombre.
    ¡Que indignidad!
    Un abrazo, Martha

    ResponderEliminar
  7. Gracias por esa valiente carta Aguador. Gracias por tu solidaridad. He publicado la carta en mi blog. Volvere.

    ResponderEliminar

Aquí se puede opinar libremente y sólo se borran el spam y los trolls.

Cada comentario únicamente refleja la opinión de quien lo escribe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...