5 de marzo de 2008

Falsos mitos vascos 4

Falso mito vasco núm. 4.- El País Vasco está en conflicto con España desde hace 160 años.


Otro mito vasco que se repite de tiempo en tiempo es el del llamado «conflicto vasco» con España, existente al menos desde hace 160 años. Nos encontramos otra vez ante un dogma vasco según el cual las guerras carlistas fueron la primera manifestación de «la lucha del pueblo vasco en busca de su liberación nacional».


Las guerras carlistas fueron, en el fondo guerras civiles: media España luchó contra la otra media, esta vez por razones de ideología y dinásticas. Fernando VII, el Deseado (valiente mariconazo, por cierto), murió en 1833 sin dejar descendencia masculina. Con ello —y debido a la existencia de la Ley Sálica, que prohibía reinar a las mujeres— plantó la primera semilla de las guerras carlistas. Los partidarios del mantenimiento del Antiguo Régimen, con sus fueros y privilegios, se unieron en torno a la figura del pretendiente Carlos María Isidro, mientras que los partidarios de la abolición de éste abogaron por Isabel II y por su regente madre, María Cristina. No hubo enfrentamientos entre regiones, pues, sino enfrentamientos entre españoles en el marco de una dinastía española: catalanes, vascos, andaluces... en ambas trincheras.


Los carlistas nunca tuvieron como objetivo ninguna reclamación secesionista. Una de sus cantinelas era «Cueste lo que cueste hay que conseguir que venga el Rey a la Corte de Madrid»). El único punto en común entre los carlistas era su adhesión al pretendiente, que siempre hay que colocar en un marco más amplio: la lenta transición de la economía española, antes agraria, hacia una economía industrial. De ahí que el carlismo prendiera con fuerza en las zonas rurales (especialmente del País Vasco y Cataluña), que veían con desconfianza los modos y maneras liberales, al igual que la liquidación de las instituciones del Antiguo Régimen. Pero no es menos cierto que las ideas liberales prendieron con igual fuerza en las ciudades ilustradas. De hecho, Bilbao sufrió dos intentos de asedio carlista (el de 1874 fue narrado plásticamente por Unamuno).


La historiografía nacionalista separatista insiste en presentar las guerras carlistas como la lucha de los vascos por "defender sus leyes e instituciones, así como por su liberación nacional". No obstante, queda fuera de toda duda que fue un largo y sangriento enfrentamiento entre españoles, en un país que se resistía a recibir una tardía influencia liberal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí se puede opinar libremente y sólo se borran el spam y los trolls.

Cada comentario únicamente refleja la opinión de quien lo escribe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...