3 de julio de 2007

Decálogo del empresario mercantilista

(Tomado de Libertad Digital. No tiene desperdicio; y habiendo yo estado en México, puedo dar fe de que es cierto lo que dice).

He aquí, en diez sencillos principios, la receta para ser un buen depredador territorial, en México o en donde se pueda:


  1. El mercado es un territorio de tu propiedad exclusiva, incluidos todos los "excedentes" que les puedas sustraer a las piezas de caza que ahí habitan, también conocidas como consumidores o contribuyentes. "Excedente" es todo lo que no es indispensable para la estricta supervivencia de las piezas de caza.

  2. Tu primer deber es defender ese territorio de cualquier intruso (importaciones, inversión extranjera, nuevos competidores, inmigrantes) y de cualquier condición que amenace tu exclusividad, sean leyes que fomenten la competencia, sean impuestos que reduzcan tus rentas, sean disposiciones que te impidan cazar a tus anchas.

  3. El Gobierno existe para defender única y exclusivamente tus derechos adquiridos sobre el territorio de caza. Su misión es establecer sólidas barreras protectoras que impidan la entrada a todo elemento perturbador.

  4. El Gobierno debe, por tanto, cerrar las fronteras a productos, servicios, trabajadores o inversores ajenos al territorio. Si el cierre total de fronteras es inviable, el Gobierno debe establecer barreras arancelarias –lo mínimo aceptable son aranceles del 500%– y no arancelarias que impidan el ingreso de elementos nocivos, como mercancías de mayor calidad o más baratas, trabajadores más competentes o inversionistas dotados de mejores capacidades para la competencia.

  5. El Gobierno, además, debe evitar que tus rentas mengüen por el cobro de impuestos; idear justificaciones y mecanismos –por ejemplo, decretar que tu territorio de caza es "estratégico y prioritario"– que impidan la libre competencia y garanticen tus rentas a través de altos precios.

  6. Del mismo modo, el Gobierno debe contener los salarios en el mínimo indispensable para que se mantengan los niveles de consumo pero sin afectar tus márgenes de ganancia.

  7. Las aduanas existen no para facilitar el comercio en beneficio de los consumidores, sino para proteger a los depredadores exclusivos.

  8. El Gobierno debe facilitar tus labores predatorias mediante créditos blandos o a fondo perdido, con cargo a los recursos públicos.

  9. Otorgarás premios a los políticos que apoyen tu exclusividad en el territorio y castigarás a los que amenacen la "integridad" (léase, exclusividad) del mismo territorio.

  10. No importa si el Gobierno es de derecha o es de izquierda, en ambas posiciones encontrarás políticos y burócratas dispuestos a cooperar con la salvaguarda del territorio de caza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí se puede opinar libremente y sólo se borran el spam y los trolls.

Cada comentario únicamente refleja la opinión de quien lo escribe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...